200 nicaragüenses quedaron varados en Paso Canoas, espera autorización de su país para viajar.

Nicas dormirán a la intemperie hasta obtener autorización FOTO/NICARAGUAACTUAL

Un grupo de 200 ciudadanos nicaraguenses que vivian en Panamá, estan esperando la aprobación del Gobierno de Nicaragua para poder transitar por la frontera tico-panameña y llegar a su natal país, aunque esta mañana avanzó el primer bloque de migrantes, conformado por 190 personas que abordaron buses en Costa Rica, país que solo los deja pasar si tienen permiso de su natal país.

Diana López, coordinadora del grupo al que se le impide el paso por Costa Rica, Migración de Nicaragua no envió la lista de ellos, por lo que se quedaran varados en la frontera de Paso Canoas de Panamá, sin alimentos y a la intemperie, esperando.

Este grupo de Nicas regresan a su país debido a la grave situación económica provocada por la falta de empleos como resultado de la pandemia del coronavirus.