OMS cree que el virus no circuló primero en Wuhan, investigan cadena de productos congelados

El equipo de expertos también determinó que el virus no proviene de un laboratorio.

El equipo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que investiga el origen del coronavirus en Wuhan certificó nuevamente el origen animal del patógeno, aunque considera que no se han encontrado evidencias suficientemente sólidas como para concluir que procede de murciélagos o de pangolines, a los que ha identificado como “candidatos potenciales”, apuntando a que también podría haber saltado desde otras especies animales.

“Pese a que los coronavirus identificados en murciélagos y pangolines son muy similares al COV-SARS-2, no se ha podido determinar que estos mamíferos sean el origen”, ha asegurado Liang Wannian, el jefe de la delegación china en la misión conjunta de la OMS.

El equipo de la OMS ha detectado el rastro genético del virus en las fases tempranas de la pandemia, y cree que el virus circulaba ya varias semanas antes de identificar los primeros casos en Wuhan, aunque en todo caso no ha hallado indicios de la presencia del virus en Wuhan antes de diciembre de 2019.

En este sentido, la OMS cree que se puede en investigar la cadena de suministros de productos congelados al mercado de Huanan, en Wuhan, y así manera llegar al origen del virus, que a su entender también podría estar tanto en otras regiones de China como en el extranjero. Así lo ha explicado Peter Ben Embareck, científico danés y director de programas de la Organización Mundial de la Salud.