Sujeto es imputado por presuntamente extorsionar a la Policía, causar lesiones personal a lider sindical y dos delitos más

Puro Periodismo accedió a la audiencia de solicitudes multiples que se realizó contra uno de los sospechosos de amenazar el avance de la caravana humanitaria y presuntamente extorsionar a la Policia Nacional en Tolé, al oriente de Chiriquí.

La audiencia comenzó a las 2:30 p.m. de este viernes 22 de julio en la Ciudad Judicial en David. Foto/PuroPeriodismo

Manuel Murillo, de 34 años de edad, tendrá que pasar seis meses bajo detención provisional en Chiriquí, luego de que la jueza de garantías Yorelis Martinez legalizó la aprehensión de este sujeto, y le imputó cargos por lesiones personales contra Ariel Rodriguez dirigente del SUNTRACS , apología del delito contra la administración pública, extorsión a la Policía Nacional y contra las libertades individuales de al menos 5 transportistas en Tolé, al oriente de la provincia.

La investigación del Ministerio Público se origina en la circulación de videos, en redes sociales, en los que presuntamente el sospechoso, en compañia de otras personas hasta el momento no identificados, amenazaron con incendiar la caravana de alimentos que transportaba 50 mil quintales de comida hacía la Ciudad de Panamá y provincias centrales.

Durante la audiencia de solicitudes multiples el defensor Alexis Sinclair no mostró opocisión a la imputación de cargos, sin embargo pidió a la jueza de garantías explorar otras opciones de medida cautelar, alternas a la privación de libertad provicional, mencionando alguas otras como el arraigo domiciliario y la utilización de brazalete, sin embargo la jueza decretó la detención provisional, por la cantidad de delitos imputados y la situación de protestas que mantiene el país entre otras consideraciones que explicó en la audiencia.

Según el Ministerio Público los transportistas afectados fueron Hernán Cortes, Luis Angel Jimenez, Rony Aparicio, Kevin Ariel Delgado, Jesús Angel Arauz.

Franklin Reyes , representante legal de el dirigente sindicalista Ariel Rodriguez, reiteró su respaldo a las peticiones del fiscal Guillermo Ibarra y explicó que su cliente recibió un fuerte golpe en la cabeza, lo que provocó una incapacidad por 15 días, ordenada por un galeno, situación en la que el querellante presume la vinculación de Murillo.

La defensa de Manuel Murillo apeló la decisión de la jueza Martinez, por lo que se fijo una audiencia ante el Tribunal Superior de Apelaciones para el próximo 29 de julio.